Festival musical en Bingen

hufan Alemania, En Alemannia, Europa, Nuestro Blog, Viajes Leave a Comment

Pensamos que un buen lugar para apreciar a la juventud y los adultos contemporáneos de un país es un festival de musica; así que cada vez se nos presenta la oportunidad de asistir a uno, en cualquier parte que estemos, no la perdemos!

Mientras estuvimos en Alemania, pensamos en asistir a un festival de rock en el pueblo de Bingen, que es conocido por presentar buena musica y rock alternativo cada año.

Bingen es un pueblito ubicado en en la provincia de Renania Palatinado . Es muy bonito y su gente es muy amistosa. Bingen también es conocido por sus incontables colinas y es famoso por la historia de la Torre del Ratón en donde un Arzobispo llamado Hatto fue devorado por los roedores.

A nuestro parecer, este pueblo tiene un encanto especial que hace que los visitantes sientan inmediatamente la magia y el romance del lugar en el aire. Además Bingen se caracteriza económicamente por sus viñedos y el festival de vino. Por otro lado los ríos Rin y el Nahe confluencian allí, fascinando a la gente con su magnificencia. Los múltiples escenarios combinados con los viñedos, la arquitectura y las atracciones culturales también ofrecen un invaluable tesoro.  ¿como no sentirse agradado con este ambiente?108_0331

Empezamos nuestro viaje transportándonos vía tren desde Sinnersdorf, donde vive nuestro Opi (abuelito).

108_0292

Previamente habíamos impreso el mapa con la ubicación, así que durante unos minutos tuvimos que buscar por los alrededores hasta que finalmente encontramos el camino para llegar al festival. Para mi sorpresa era una colina empinada y ya yo llevaban alrededor de 12 kilos en mi mochila. Respiré profundo y comencé a andar.

108_0280

Mientras ascendíamos la colina, nos encontramos con un corral de vacas que sobresalía a la calle en lo que parecía una pequeña finca. Nos paramos para mirarlas de cerca. Las vacas eran curiosas y amistosas. Tenían un cepillo gigante colocado estratégicamente para que cuando quisieran pudieran cepillarse el lomo, así que algunas vacas inteligentemente se posaban bajo el cepillo y comenzaban a mover su cuerpo de lado a lado para rascarse. Nos quedamos un rato mirándolas fascinados.

108_0297

Seguimos subiendo y en nuestro camino aparecieron muchos arboles frutales diferentes. Todos cargados con duraznos, cerezas, arándanos,zarzamoras y moras… se sentía tan bien solo posarse bajo el árbol, tomar las ramas con las manos y descargar  estas delicias frescas!

108_0285

108_0283

108_0282En el camino también encontramos todo tipo en forma y color de rosas silvestres. Pensé mucho en mi mamá porque ella es amante de los jardines tanto frutales como florales y le hubiese encantado ver algo así. Me dedique unos minutos a pensar en ella y darle gracias a la vida por tenerla como mi madre.

108_0286

Después de dos horas de estar caminando, respirando aire freso  disfrutando del paisaje y conectando con la naturaleza, encontramos el lugar donde se celebraría el Festival de Bingen al Aire Abierto. Eramos a penas los segundos en acampar en el área, así que teníamos todo el espacio disponible para escoger exactamente el mejor lugar posible. Nuestros vecinos eran un grupo de 5 muchachos relajándose y bromeando en la grama. La musica no empezaría sino hasta dos días después…teníamos mucho tiempo para acomodarnos y relajarnos.

Estábamos a Julio del 2013 y el lugar tenia una vista espectacular. En en tope de la colina estaba el área de acampar y desde allí, se podrían ver todas las colinas y sus viñedos, además del valle con el siguiente pueblito llamado Alzey, donde también las personas que no desearan acampar podrían ir a descansar en algún hostal económico.

108_0312La tarima, los baños, las duchas, las tienditas y una oficina de seguridad estaban  como a 200 mts del área de acampar, lo que significaba que podríamos escuchar la musica a lo lejos (sin que nos perturbara) mientras charlábamos o disfrutábamos del paisaje. Era perfecto poder decidir si nos gustaba la musica y así volver a la tarima y disfrutar del espectáculo o si nos quedábamos haciendo una parrilla o relajándonos bajo la temperatura fresca y el sol…

108_0336108_0372Los días pasaron de la forma mas agradable. Toda clase de gente vino al festival pero en especial punks y rockeros. La musica era principalmente rock en sus diversas variaciones. Los baños se mantenían decentemente limpios, el área de acampar también se mantuvo bastante limpia.

108_0373Durante el tiempo en que no habían bandas tocando en la tarima, la gente se sentaba a esperar alrededor de fogatas. Era un ambiente muy agradable, no hubo peleas ni nada serio mas que uno que otro borrachín decente.

A mi me gusta observar como se comportan las masas en los distintos lugares del mundo a donde voy y en esta oportunidad de verdad disfrute ver como los alemanes se manejaron. Es valido acotar que en muchas ocasiones son muy organizados, por ejemplo durante el trafico no pierden la paciencia ni suenan la corneta a menos que sea estrictamente necesario; dentro del metro o el tren la gente habla con un volumen de voz bajo para no molestar a nadie con su conversación. En la calle la gente se maneja rápido sin bloquear el paso, cediendo espacio.. ahora incluso en un concierto de rock donde todos estaban bebiendo alcohol, los alemanes excedieron mis expectativas . Todo el mundo se divirtió, pero no vi a nadie salirse de control.

Algunas veces como en esta oportunidad, me siento impresionada de ver como los humanos y las masas de ciertas sociedades pueden comportarse moderadamente en situaciones que otras sociedades o masas serian un completo caos. No quiero incluir a todos los alemanes en la misma bolsa, pero quiero decir que disfruto mucho de ver a muchos de ellos tener conciencia y respeto por la comodidad del «otro». Todo esto me lleva a la conclusión de que ciertamente ser organizado e incluir valores en la personalidad de un individuo, de alguna manera le hace desarrollarse y avanzar mas rápidamente que aquel que carece de éstos.

108_0377108_0315

La pasamos muy bien en Bingen. Cada vez que se nos acababa el agua o los alimentos, cerrábamos la carpa  y bajamos la colina hasta el pueblo para comprar las cosas indispensables que necesitábamos y descubrir los alrededores.

Encontramos otro camino alterno que acortaba la distancia para subir y bajar de la colina. Era también un área residencial llena de flores y criaturas silvestres por doquier, gente amable y hasta un cementerio que que tenia un escrito en forma de arco en la puerta que decía: «Una vez que entre a descansar aquí, no habrá retorno» (o algo así)

108_0328

Steffan, nuestro amigo se unió a nosotros en la acampada por unos días. Su presencia siempre es agradable y relajada. También Marie y Kian vinieron a visitarnos con una rica ensalada y conversaciones animadas. Juntos bailamos y disfrutamos el festival, tomando algún tiempo para relajarnos y acostarnos en la grama, solo observando el cielo y disfrutando la presencia de cada uno… Fue una experiencia feliz, digna de compartir y por supuesto, recomendar a Bingen!

108_0351

108_0371

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *