Matrimonio en Dinamarca

hufan Burocracia, Dinamarca, Europa, Nuestro Blog, Vida Internacional Leave a Comment

¿Para qué casarse?

 

Nos tomó algo de tiempo darnos cuenta que de verdad necesitábamos casarnos. Quizás si estuviéramos en Venezuela o en Alemania no hubiera sido tan necesario pero ya que decidimos vivir en diferentes lugares y  planificar familia, nos pareció que se nos complicaría la vida si no estábamos unidos legalmente en matrimonio. Así que mucho antes de viajar a Alemania en el verano del 2015, en nuestra aventura de Auto-stop, ya habíamos decidido casarnos en algún momento en el futuro. ¿Quién habría pensado que todo sucedería tan rápido?

Una vez que llegamos a Alemania, nuestro empleador aquí en China nos informó que no podrían emitir una visa estudiantil para Hudie otra vez, lo que significaba que ella no podría regresar a China conmigo si no encontrábamos una solución; y la unicaa salida era casarnos lo más pronto posible.

Pero ¿qué significaba lo más pronto posible?… No estábamos preparamos para casarnos este año porque antes de salir de China, revisamos los requisitos necesarios solicitados a un ciudadano alemán y una extranjera para contraer matrimonio en Alemania y nos dimos cuenta que conseguir todos esos papeles no era posible para el corto tiempo que nos quedaríamos en Alemania.          Por suerte, una amiga de mi madre llamada Rica que es de nacionalidad peruana, ya había tenido que afrontar estos obstáculos burocráticos en el pasado, encontrando la solución dirigiéndose a Dinamarca para casarse allí.

Preparándonos para Dinamarca

Por lo tanto empezamos a buscar las condiciones y ofertas para casarse en Dinamarca y para nuestra sorpresa, resultó ser un negocio muy popular y bastante sustentable para muchos agentes Daneses, ofrecer a personas no Europeas una forma fácil y rápida de casarse con algún ciudadano Europeo.
Después de comparar las ofertas de diferentes empresas, decidimos dejar nuestra boda en manos de Lone Müller Sigaard en Fanoe, una pequeña isla ubicada a unos 100 km de la frontera alemana/danesa.
Nos decidimos por ella ya que realmente nos pareció que era la persona mas atenta, explicativa y servicial de todos los agentes que previamente contactamos.  Eficientemente podría hablar con fluidez el Inglés, alemán, español y danés y además se comprometió a conseguir pronunciar nuestro matrimonio legal dentro de la siguiente semana, en tanto presentáramos los requisitos listos a la brevedad.
Excellente! ahora solo teníamos que reunir los documentos necesarios. En cuanto a mi, no se requería gran cosa y podía encontrar todos los papeles sin problemas en el ayuntamiento local. Solo tuve que conseguir mi certificado de nacimiento, un documento que muestra que estoy registrado en Alemania y que mi estado civil era soltero, mi pasaporte y rellenar un formulario de solicitud de matrimonio para la agencia en Dinamarca. Para Hudié si fue un poco más complicado,  porque no tenía su partida de nacimiento consigo, ni tampoco tenía un documento que demostrara que no estaba casada. Todo lo que tenía en sus manos era su pasaporte con un sello, que demostraba su estadía legal en Alemania.
Por suerte, Lone nos dijo que en vista de no poseer los documentos originales para Hudié, podríamos presentar una partida jurada y notariada que indicara su lugar de nacimiento, dirección en su país de origen y donde constara que a la fecha no estaba casada. Por lo tanto solo tendríamos que encontrar una notaría que  emitiera documentos en inglés ya que Hudié no domina el idioma Alemán y en este caso, debía hacerse todo en ingles para que fuera aceptado en Dinamarca.
Frank, un buen amigo de nuestra familia nos aconsejó ir a Himmelman Pohlmann en Dortmund, porque allí con seguridad contaban con todos los permisos y requisitos para emitir legalmente este tipo de documentos.
Aunque resultó ser un poco costoso (85 euros, es siempre sorprendente cuánto dinero uno puede pagar por una hoja de papel) el servicio fue muy profesional y al día siguiente ya teníamos los documentos firmados en nuestras manos y estábamos listos para irnos a Dinamarca.

Invalid Displayed Gallery

Fanoe

Una vez mas tuvimos suerte de que mi hermano Nils todavía tenía vacaciones y mi madre pudo prestarnos su automóvil por unos días, así que inclusive tuvimos un conductor personal!… en serio, mas allá de eso tuvimos un Padrino para nuestra boda y todo estaba de maravilla.

Llegamos a Fanoe tarde en la noche, así que no pudimos detallar como era la isla. Pero al día siguiente solo tuvimos que registrarnos en el Ayuntamiento del pueblo y luego tuvimos todo el día para explorarla. Y qué decir!, es una isla de vacaciones, en verano este lugar está lleno de gente, ahora ya era finales de verano y el ambiente era tranquilo y relajado. Había llovido y quedaba en el aire un halo de misticismo. La isla es preciosa, y esto le dio un toque aún más romántico. Así que aun cuando nuestra boda se dio en medio de apuros, esta isla todavía nos dejó un recuerdo inolvidable, con sus casas antiguas, sus calles estrechas y las focas que habitan sus playas y las cuales pudimos observar por largo rato en un pequeño Banco de arena frente a la isla.

 

Invalid Displayed Gallery

El Rey de las Ostras

Nuestra suerte no parecía abandonarnos. Sucedió que en la isla se encontraba un presentador de T.V alemán con su equipo de producción quienes se encontraban haciendo un rodaje sobre el Rey de las Ostras de Fanoe; y como se ve mejor con gente en el fondo, nos invitaron a ser parte de la audiencia y por supuesto a degustar las ricas ostras locales, de gratis!.

Luego de las presentaciones habituales, nos dieron unas botas y unos cubos y nos enviaron a buscar ostras en los fangales dejados tras la retirada de la marea. Nos enteramos que las ostras que vemos, llegaron aquí como pasajeros de buques de carga, y debido al cambio climático lograron sobrevivir en estas aguas y ahora se multiplican rápidamente. No tardamos más de media hora para llenar nuestros cubos con grandes y jugosas ostras.

Entonces el Rey de las Ostras nos llevó con él a su tiendita en la orilla y comenzó a preparar la parrilla. Nos invitó a degustar de una sabrosa cerveza local y empezamos a comer ostras presentadas de las formas mas variadas que se pueda imaginar: Ostras crudas, ostras a la plancha, ostras con fresas, ostras con queso y jamón Serrano, ostras con ajo, ostras preparadas tipo ceviche peruano Nunca comimos tantas otras en nuestra vida.

 

Invalid Displayed Gallery

Nuestro Matrimonio

En la noche tuvimos una agradable velada con las otras parejas que también estaban contrayendo nupcias al mismo tiempo que nosotros. Después de tan simpático encuentro nos fuimos a descansar temprano ya que el día siguiente era EL Gran Día. Es un mundo complejo, ya que dos semanas antes no nos hubiéramos imaginado que Este Día llegaría tan rápido.

Desayunamos algo ligero y emprendimos la marcha al ayuntamiento del pueblo. Honestamente se sintió un poco extraño al principio ya que solo estamos Lone y nosotros , luego de cinco minutos una señora se presentó y Lone nos explicó que ella sería la segunda testigo aparte de mi hermano. Pero eso fue todo, no habíamos mas de cinco personas en la sala, la cual se sentía inmensa para tan poca gente. Por lo menos, habían unas velas que le dieron a la atmósfera un toque de paz y relajamiento mientras Lone nos daba un muy bien escogido y emotivo sermón acerca del matrimonio.

Al final nos sentimos felices de haber hecho la elección correcta y de habernos casado en tan corto tiempo…como todo lo de nosotros, fue algo original.

Luego esperamos por las otras parejas a realizar su ceremonia, y finalmente a recibir y disfrutar la lluvia de felicitaciones!

 

Invalid Displayed Gallery

Legalización

Pero todavía no habíamos terminado. Para asegurarnos de que el certificado de matrimonio de Fanoe fuera aceptado en otras partes de Europa, aún tuvimos que conseguir una Apostilla del Ministerio de Relaciones Exteriores en Copenhague. Además, era necesario obtener esta apostilla  para que nuestro documento fuera reconocido en China. Adicionalmente también necesitábamos conseguir una Apostilla de la Embajada de China en Copenhague.
Por lo tanto, no pudimos celebrar debidamente en Fanoe, sino que nos dirigimos directamente a Copenhague el mismo día, para agilizar el procesamiento de los documentos dentro de los próximos tres días. Al final lo logramos y nos dieron un papel con dos apostillas en la parte posterior, que en total nos costó cerca de 1000 Euros y una semana de tiempo. Pero sin duda ayudará a hacer nuestra vida como una familia internacional mucho más fácil en el futuro.

heiratsurkunde 1 heiratsurkunde 2

¿Eres miembro de una familia multicultural? ¿Han tenido que casarte para poder permanecer juntos? Cuéntanos tu experiencia, nos encantara saber de ti!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *