Perdidos en la Gran Muralla China

In Asia, China, En China, Familia, Viajes, Vida Internacional, Visita by hufan1 Comment

Y llegamos a Beijing después de 16 horas en un tren lleno a reventar en donde no encontramos sillas para descansar….

Una vez en la estación compramos los boletos de regreso por adelantado para 3 días después, por esta vez con cama incluida. De allí fuim

os a la estación de bus a tomar un transporte que nos llevara hasta una parte de Beijing que es mas como ‘un pueblo’. Beijing estaba colorido, limpio y mucho mas ordenado que la ciudad donde vivo. La gente vest

ía mejor y se veía que mantenían una mejor higiene personal que la gente en ZhengZhou. Las cosas eran mas caras de lo que había visto hasta ahora en China, la gente no nos miraba tanto como extraterrestres ni no señalaban en la calle tan seguido. El trayecto del bus duro poco mas de 3 horas. Cuando llegamos a la localidad donde nos recogería el transporte de la posada, cruzamos hacia una callecita buscando electricidad para cargar mi celular y llamar al chofer. Ahí en la tiendita domestica nos comimos cada uno 2 helados. Luego llamamos al chofer y en 30 minutos ya habíamos llegado a la casa de huéspedes donde nos quedaríamos.

Era un lugar amplio, limpio y fresco. Una caserón con un estilo de construcción muy distinto al que jamas había visto en mi vida. Tenían un jardín en el frente que estaba en plena flor. En el patio había otro jardín también muy hermoso. Tenían 2 perros, 4 conejos y 2 gatos. Nuestra habitación era amplia con una cama de cemento de por lo menos 2.50 metros de largo y 1.85 de ancho. Tenia muchas colchas y almohadas de arroz. Olía a limpio y flores. El cuarto era amplio con otra cama individual en la otra pared, una silla y una mesa para colocar cosas. Ese día llegamos, dimos un paseo a los alrededores donde encontramos huertos pequeños con arboles frutales y unas redes para atrapar pájaros come fruta con 2 bellos especímenes muertos. Al regresar a la posada comimos, nos bañamos y a las 6hrs ya estábamos en la cama, listos para dormir. Lars, Hanaffan y yo dormimos juntos pero la cama era tan grande que cada quien tenia suficiente espacio para dormir como una estrella y dar 3 vueltas antes de tocar o despertar al otro.

Al día siguiente, nos despertamos, preparamos la mochila con comida y agua para la ascendencia a la montana, desayunamos y luego la señora nos explico los tres caminos disponibles para visitar la atracción del lugar y la obra arquitectónica mas conocida del China. Habían 3 opciones 1 opción era fácil y duraba solo 20 minutos de subida, la segunda tal vez 2 horas y la ultima era la menos transitada porque el camino duraba por lo menos 4 horas para subir. Escogimos la mas difícil. Yo busque 3 cervezas que bebimos en el camino y comenzamos nuestra aventura.

El camino estaba asoleado, ya desde el principio íbamos sudando bastante. Primero nos toco subir por una carretera donde nos encontramos 2 apicultores con sus abejas y sus barriles de miel, mas 2 perros que ladraban cuidando la propiedad de sus dueños. En el camino vinos algunos arboles de manzana, de frambuesa y de durazno. Nos encontramos con una viejita que descansaba en medio del camino vestida de militar y con bultos de albaricoques. Ella los había recolectado para sacarles la semilla y tostarla que es un manjar en estos lados. Nos regalo muchos para el camino y nos despidió con una amable sonrisa.

Seguimos caminando hasta llegar al lado izquierdo, pie de la montana por donde comenzaba nuestro camino. Era un caminito fino pedregoso bordeado de plantas con espinas y algunas flores silvestres. Íbamos hablando y riéndonos de lo mas felices. Lars tomaba fotos y yo iba documentando todo con vídeos explicativos. Yo iba adelante abriendo el paso, pero no tenia machete ni cuchillo y no se me ocurrió conseguir un palo grueso, así que me tardaba bastante haciendo a un lado la maleza para no cortarme los brazos. Seguimos subiendo descansando de vez en cuando y bebiendo poca agua para economizar.

Mi querido Hanaffan llevaba en sus espaldas todo el peso de la comida y el agua, en total unos 7 kilos el solo mas algunas latas y basura que nos encontramos en el camino y que decimos recoger. Hanaffan es muy fuerte :).

Después de un buen rato visualizamos de cerca a la muralla y justo antes de llegar nos desviamos unos minutos perdiendo el camino. Decidimos volver y encontrarlo nuevamente, así que ya en poco tiempo ya estábamos pisando La Muralla China!

2014-07-13 12.57.46

No era ni la mitad de lo que yo me imaginaba. Ni la forma, ni el color, ni el lugar.

Resulto que nuestra muralla era un caminito de piedras blancas juntadas con cemento (me atrevo a decir que dicho trabajo de restauración fue hecho recientemente), el camino no tenia pared alguna, pero si habían unas torres de control que se parecía un poco a las imágenes que nos ha ha vendido la televisión. Para llegara a la torre de control tuvimos que subir unas escaleras súper empinadas que contaban por lo menos de 150 escalones. Al llegar al tope pudimos apreciar la torre de control que estaba restaurada y lucia como debió haber sido en su época, aunque sinceramente la construcción me parecía sumamente moderna para haber tenido 5000 años. Hanaffan nos contó que la muralla es muy grande y fue diseñada durante muchas dinastías, así que los materiales y las técnicas de construcción debían variar según la época.

2014-07-13 13.00.44

En esta parte de la muralla que visitábamos no habían casi turistas y la razón era porque no es la parte de la muralla que esta en Beijing y a la que la gente le gusta visitar. Entonces estábamos felices de ser casi los únicos turistas en ese lugar. Ok! Una vez calmada la euforia, nos quedamos a reposar, a tomar fotos y a comer nuestros alimentos. Bebimos agua, nos contamos fantasías, hicimos suposiciones de la historia del lugar y hablamos respetuosamente con los muertos (por lo menos yo) me refiero a los miles de hombres que murieron en la construcción de esa mole y que habían desaparecido en la tierra de la montaña. Mis respetos para ellos.

2014-07-13 14.07.45

 

2014-07-13 13.01.28

Luego de allí, decidimos caminar a lo largo de la muralla en dirección norte para ver que mas tenia para ofrecernos. Nuestra sorpresa fue que solo el área a donde habíamos llegado estaba remodelada y era para turistas. Los otros caminos y torres del control estaban muy mal trechos, cayéndose a pedazos y casi a punto de colapsar. Subimos y bajamos el camino que parecía un gusano gigante con mucho cuidado para no caernos. Las piedras amontonadas se desprendían del piso. Las construcciones de las garitas cambiaban de torre en torre. En algunos lugares el piso era solo piedras cinceladas y convertidas en ladrillo colocadas cuidadosamente y pegadas con cemento, en otros lugares el piso era solo piedras sueltas en formas abstractas y en otros lugares las garitas estaban hechas de ladrillos finos y pequeños ya destruidos por los anos.

2014-07-13 14.19.32

Seguíamos caminando y arrastrándonos por esos senderos. Los caminos se hacían intransitables, por lo menos los podíamos cruzar pero ya no queríamos devolver nuestro andar. Cuando se hicieron las 15:00 horas decidimos empezar a buscar el camino de vuelta a la posada, pero sin tener que devolvernos, así que seguimos caminando ‘pa’lante’ como decimos en mi país. Pronto temimos que nos cogiera la noche, no teníamos equipo para acampar y el lugar donde nos encontrábamos estaba tan mal trecho que era imposible dormirse dentro de alguna de las garitas de control. Podían colapsar en cualquier momento y caernos encima.

2014-07-13 14.20.30

2014-07-13 14.32.17

2014-07-13 14.21.14

Fue así como decidimos bajarnos de la muralla nuevamente a la montana, introducirnos en la maleza y tratar de llegar al pie de la misma. Hanaffan iba a delante, ya no había tiempo que perder y necesitábamos salir de ahí. Como el no estaba preocupado por lo cortes de las plantas, simplemente las apartaba sin cuidarse y termino el viaje todo cortado en brazos y piernas. Lars iba detrás y yo de ultima, poco a poco fuimos descendiendo y nos poníamos alegres cuando veíamos que el camino nos estaba conduciendo por el lugar indicado.

2014-07-13 15.38.50

Estábamos abriendo el camino, pero no era nada nuevo. Se veía que anteriormente alguien mas había pasado por ahí puesto que habían muchas señales marcadas en los arboles.

 

2014-07-13 15.53.33

Al final luego de un largo rato de pelar con la maleza y los caminos predegados, llegamos abajo. Yo estaba eufórica de alegría! Seguro una historia para recordar!!

2014-07-13 15.38.35

.

There are no comments

Join the conversation

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  
Please enter an e-mail address