Desde Tehrán a Tabriz

hudie Aprendiendo Idiomas, Asia, Desde China hasta Alemania, Iran, Viajes, Vida Internacional Leave a Comment

Ya cansados por pasar tantas horas andando por las calles de Tehrán, recogimos nuestras mochilas en la casa de Mahtab quien amablemente nos las guardó por el dia, y emprendimos la marcha a la casa de nuestro nuevo anfitrion del CS, Rasul.

Eran  aproximadamente las 7:00pm y tuvimos el placer de apreciar las luces de la ciudad y el ambiente festivo por ser la hora que las gentes podían cenar después de un largo día de ayuno dado al periodo de Ramadán, que de paso se terminaba en esta noche.

Las gentes contentas, las tiendas abiertas ofreciendo deliciosas comidas, jugos y postres, caballeros conversando en la calle con animo y alegría, muchas personas aprovechan para hacer las compras para un buen comer en la mañana. Es un ambiente de celebración!

Nosotros ya estamos en el área donde vive nuestro anfitrión Rasul. Pensamos en llevarle algo para comer juntos y entramos a un abasto de venta  comestibles. Al salir, un caballero que reparte en la vía un postre hecho en casa me ofrece a comer una cuchara llena de la dulce pasta. Al yo probarlo, me emociono con el sabor y muestro mi agrado. Él, contento me regala toda la bandeja del suculento manjar llamado Halva persa el cual es hecho con agua de rosas, azafrán y otros ingredientes que le dan un sabor dulce y una textura suave que hace que se derrita en la boca. Una delicia Iraní.

DSC02768

Bandeja con Halva persa y vianda de almuerzo regalada en festividad de Ramadan.

Mas adelante, al parecer perdidos, otro señor de unos 65 años de edad, quien viene caminando totalmente inmerso en su oración, levanta la mirada y se acerca para ofrecernos ayuda. Le enseñamos un papel con la dirección escrita y el mismo toma mi equipaje, y nos conduce al lugar. Se despide con sonrisas y seguramente bendiciones y buenos augurios.

Casualmente nos encontramos con Rasul, quien ha salido también a comprar algunas cosas y nos hemos reconocido enseguida. Rasul queda muy sorprendido de la ayuda que hemos recibido porque en su opinión los hombres religiosos son muy conservadores y poco hablan con extraños. Nosotros nos sentimos muy halagados y y felices de estar visitando un país con gente tan amistosa y cálida.

En casa de Rasul nos quedamos 4 días y su compañía nos ayudo a entender muchas situaciones de este país. También aprendimos a mirar a Irán a través de los ojos de un artista, que en realidad fue una experiencia bastante interesante.

DSC02869

Con Rasul

Luego del buen tiempo con Rasul, emprendimos nuestro viaje desde Tehrán a Tabríz, ciudad ubicada en el noroeste de Irán y caracterizada por ser un centro comercial e industrial y ciudad que alberga un histórico bazar declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Así que nuevamente emprendimos nuestro viaje y nos situamos en el lugar que consideramos indicado para comenzar a pedir que alguien nos llevara en su carro. En menos de 5 minutos ya teníamos a una familia ofreciéndonos transporte.

Un señor muy agradable llamado Mohammed, su esposa Ara y su pequeña hija de 5 años.

DSC02871

Con ellos hicimos un recorrido de 2 horas, y en ese tiempo entre señas y señales nos enseñaron algunas palabras básicas y frases en farsi que luego nos servirían de mucho.

Aquí les dejo:

Hola!: Salam

Gracias! Merci

Como estas?: Chetori?

Mi nombre es… Esm e man…

Yo: Man

Tu: Tu

Agua: Oob

Te: Chaai

Almuerzo: Naahaar

Ayuda: komak

Caliente: Garm

Dinero: Pool

Muy bello: Zibaa

Malo: Bad

Ven: Biaa

No quiero: Nemikhaam

Quiero: Mikhaam

Estoy cansada: khastam

Te quiero: Doset daram!

helado batani

Autobus: Otoboos

Pantalones: shalvaar

Hablas inglés?: Aya shoma Engilisi harf mizanid

Negro: seeyaa

Azul: aabee

Verde: sabz

Blanco: sefeed

Later: ba’dan

Dios te bendiga: Salavati

Sabroso: khosh Mazeh

No tengo dinero: Pull Nadaraam

No hay problema!: Moshkeli nist

Adiós!: Bedrood!

Esta familia tan atenta en todo momento hasta se detuvo para comprar helados y agasajarnos durante el viaje. Incluso se desviaron para dejarnos en un lugar ideal donde pudiéramos conseguir nuestra próximo traslado. Aunado a esto, se pararon con nosotros y fueron preguntando a todos los conductores quien podía hacer le favor de llevarnos. Y así, casi con lágrimas en los ojos nos vieron partir esperando encontramos otra vez algún día. No nos cabe duda que la gente de Irán es maravillosa.

DSC02877 DSC02874  DSC02892

Ya en el próximo transporte, nos toco relajarnos en la parte trasera de una camioneta pick -up conducida por el Señor Jacob y de copiloto su sobrino. Todo el viaje fue de descanso, de cara al cielo azul con el viento en nuestros rostros y disfrutando del paisaje de desierto.

DSC02913 DSC02906

DSC02882

DSC02904 DSC02911

En una parada unas chicas con su hermano, se acercaron a saludar a ofrecernos agua y a tomarse una foto. Realmente cálidos y amigables. A pesar de la barrera idiomática, todas estas sonrisas y expresiones de bienvenidas nos dejan el corazón lleno de alegría.

DSC02892

Entrada la tarde llegamos a Tabriz. Una ciudad con mucho movimiento y bastante viva…

DSC02915

Parece que las próximas aventuras prometen seguir muy interesantes! No se lo pierdan.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *