Los Pros y Contras de un Matrimonio Multicultural

hudie Alemania, America Latina, Vida Internacional, Vivir Juntos Leave a Comment

Ya después de siete años de relación, y ahora que como pareja internacional viviendo en un tercer país estamos oficialmente casados por casi un año; puedo hablar de las maravillas y las contradicciones de estar en un matrimonio multicultural.

Como ustedes saben, Yo soy venezolana y mi esposo es alemán. En la actualidad vivimos felices en China.

Al principio la convivencia estaba llena de retos y constantes malentendidos pero debido al amor que nos tenemos y a la convicción que si funcionaríamos como pareja, logramos hacer de nuestro camino juntos, toda una aventura!

Si es el caso que te encuentras en una relación multicultural y buscas saber mas sobre experiencias positivas, este post podría servir de inspiración para ti. Quédate con nosotros y descubre que lo que la mayoría de las personas encuentran de negativo, nosotros lo transformamos en positivo!

Aquí vamos:

PROBLEMA #1 : Los dos venimos de mundos diferentes con respecto a la cultura, las tradiciones y la manera de llevar una familia

Si…por eso:

  • Los dos estamos abiertos a aprender eficientemente de nuestras respectivas culturas y de la manera en que cada uno maneja las cosas según su criterio… Así con la mente abierta, todo se des-complica.
  • Los dos estamos de acuerdo en que una familia que comparte dos culturas, dos idiomas y dos estilos diferentes de hacer las cosas es sumamente rica!. Así que para mi, tener un esposo extranjero significa que puedo tomar las mejores cosas de su cultura y de la mía e integrarlas todas en nuestra propia y única cultura familiar. Créanme que es muy divertido!
  • Cada uno encuentra al otro fascinante. No importa que tan comunes realmente seamos en nuestros países de origen.
  • Nuestra vida cotidiana es interesante porque siempre lidiamos con cosas raras del otro, tanto buenas como no tan buenas. Pero siempre saca una sonrisa cuando por ejemplo yo hago alguna cosa básica que en mi país seria normal y a él le parece de lo mas práctico…o cuando el me sorprende con sus soluciones sofisticadas que según él, son de lo mas corriente.
  • Y el bono salvavidas: Siempre podremos vivir fácilmente por lo menos, en dos países.
PROBLEMA #2 : El Idioma

Mi esposo es completamente fluente en español pero mi alemán es muy básico, así que cuando vamos a visitar a su familia, normalmente me pierdo en las conversaciones profundas quedándome un poco rezagada. Pasar por eso no es fácil y me puedo imaginar lo difícil que puede llegar a ser para parejas que no tienen un idioma en común. De cualquier manera con la llegada de nuestro primer bebé y el nuevo papá hablándole en alemán, me siento confiada y positiva de que esa situación me va a ayudar a mi también! Después de todo, lo que realmente se necesita para aprender un idioma es practica y estar en un ambiente donde lo escuches cada día…eso ya es casi un hecho! !

PROBLEMA #3: Estamos lejos de nuestras Familias

Actualmente no hay maneras físicas de como estar cerca de nuestras familias y esto algunas veces es un poco triste. Como resultado, nuestros futuros niños no podrán tan fácilmente formar relaciones con sus abuelos, tíos y primos; pero casarse muchas veces significa abrir las alas y comenzar a crear nuestra propia familia con la persona que hemos escogido. De todas maneras, existe el Skype, llamadas telefónicas corrientes, correos electrónicos o las redes sociales para mantenerse en contacto. En el caso de nuestros futuros niños, trataremos de crear lazos familiares a través de relatarles historias sobre nuestras convivencias, mostrarles fotos, motivarlos a escribir tarjetas en ocasiones especiales, a saludar a través del teléfono o del Skype…entre otras cosas. Ya estamos enterados que otras familias lo han hecho y les ha dado muy buen resultado…solo es cuestión de intentar y persistir.

PROBLEMA #4 : Los boletos de avión son costosos

Desde que nuestras respectivas familias siempre encuentran excusas para no venir a visitarnos, somos nosotros quienes viajamos para verlos. Intentamos hacer esto cada 2-3 años porque algunos de nuestros familiares son de edad avanzada y queremos verlos tanto como sea posible, aunque ciertamente es costoso. Sin embargo, con un buen plan de ahorro se puede hacer y además siempre vale la pena.

Recientemente nos dimos cuenta que juntos, no solo podemos hacer mas dinero sino que también reducimos gastos y ahorramos mas. Si ambos estamos percibiendo un salario, entonces los dos ingresos contribuyen a nuestra propia estabilidad económica. Si, es que el matrimonio también nos proporciona estabilidad financiera además de compañerismo, otra ventaja mas!

PROBLEMA #5 :No tener recuerdos de una infancia, adolescencia o juventud en común

Esto puede ser un poco incomodo, porque aunque a veces es divertido conocer acerca de como cada uno creció en su lugar de origen, también seria fantástico poder identificarse con recuerdos similares de la juventud o de la infancia.

Muchas veces me sucede que la musica que me trae los recuerdos mas conmovedores de mi adolescencia significan absolutamente nada para mi esposo y también dado a la diferencia entre gustos musicales y estilos de vida, muchas veces mi musica o mis programas de T.V favoritos pueden ser un tormento para el y muy frustrante para mi…lo mismo aplica al contrario.

Por supuesto que seria genial compartir los mismos gustos en cuestión de musica o mencionar un programa de T.V como el Chavo del 8 y que mi esposo instantáneamente supiera de que estoy hablando. Aun así, lo mas importante es que los dos estemos dispuestos a respetar los gustos y los momentos sagrados del otro y dejar que cada uno disfrute de lo que le provoque o le haga darse un paseito por el ayer por un rato.

PROBLEMA #6: ¿Y si nos divorciamos?

Como todo en la vida, también es bueno pensar en la catástrofe también. Generalmente, creo que esta seria una decisión muy difícil de tomar; aun mas si nos comparamos con aquellas parejas que son del mismo país y especialmente cuando hay niños de por medio; pero de seguro siempre existe alguna solución.

Sin embargo, nosotros nos hemos asegurados de construir planes en común, mantener metas individuales y de pareja, y perseguir sueños de los dos, así que saber que estamos alineados y nos acompañamos en el mismo camino es un factor que nos hace relajarnos con respecto a este asunto.

Como yo lo veo, todos los retos que vivimos como una pareja multicultural hacen nuestra vida entretenida y ahora mas que viene un bebé en camino, el cual tendrá que crecer bajo múltiples idiomas y tradiciones familiares mixtas y únicas!.

Entonces le recordamos a otras parejas en situaciones similares que si ambos son extranjeros viviendo en una tierra extraña, juntos deben aprender a apoyarse mutuamente y asegurarse de llenar de amor su camino aceptando que tienen una vida fuera de lo común.
Por último, quiero decir que a pesar de las dificultades que un matrimonio internacional puede traer a veces, nunca, nunca lo cambiaría por otra cosa. Somos realmente afortunados de habernos encontrado el uno al otro!! 🙂

Estas casado con alguien de otro país? Cual ha sido tu experiencia?… compártelo con nosotros!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *