Visitando la Familia en Maputo

hudie Africa, Desde Johannesburgo a Bilibiza, Mozambique, Nuestro Blog, Viajes, Vida Internacional, Visita Leave a Comment

Este viaje mozambicano nos ha dejado el corazón lleno de alegría. Durante todo el trayecto y en las condiciones mas humildes, hemos topado con gente llena de amabilidad y hospitalidad que son las características típicas del mozambicano.

Al llegar a Maputo, fuimos contactados por la familia de nuestro amigo Luciano. Sus padres, en agradecimiento por haber transportado el saxofón y por la amistad que mantenemos con su hijo, nos ofrecieron alojamiento en casa de los abuelos paternos. Nos comentaron que la casa se encontraba ubicada en Maputo, un poco a las afueras de la ciudad y que el lugar era un ambiente de campo. Nosotros aceptamos emocionados y nos pudimos en marcha.

Al llegar al lugar, ya estaban la encantadora tía de Luciano esperándonos. Su nombre es Piedosa y es una mujer sumamente amable y cariñosa.

Mientras andábamos por las calles del barrio Ndlavela, Tia Piedosa nos explicaba las maneras de salir y llegar al mismo. Nos contó un poco de historia del lugar, en donde lo mas resaltante fue que su padre, el abuelo de Luciano era el fundador de la zona y un personaje muy querido y reconocido por toda la comunidad.

Al llegar a casa conocimos a la familia entera, Una abuela dulce y trabajadora, un abuelo con toda el orgullo y autoridad de un patriarca, una nieta curiosa pero muy laboriosa, un gato escurridizo llamado Jacke, gallinas gordas y y patos grandes. Todos libres.

La casa, blanca, limpia y ordenada por dentro, con arboles frutales y plantas ornamentales en el patio. Adentro, varias habitaciones espaciosas con ventanales grandes. Armonía y calma son las palabras para describir este hogar.

La tía Piadosa nos cocina, nos ayuda y nos da indicaciones de como salir de la casa y encontrar escenarios culturales. Aprovechamos la visita a la localidad de alguien del gobierno, y gozamos de bailes tradicionales, canto y actuación.

Otro día nos llevan a la iglesia católica, jugamos con los niños y entramos al recinto a participar en la misa. Aqui la gente esta todo el tiempo sonriendo. Es tan agradable estar aquí!

Entre todas las cosas que hicimos allí en una semana, tamien tuvimos la oportunidad de visitar el gallinero del padre de Luciano, un lugar muy ingenioso y productivo de huevos y pollos. También fuimos invitados a una cena familiar donde estaban los hermanos de nuestro amigo: Alfeu, Latifa, Jenni y Guille. Los niños prepararon todas las delicias de la noche y la verdad es que los platos estaban llenos de delicateses!

Gracias Amigos…no vemos el día de regresar a visitarlos!

Invalid Displayed Gallery

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *